Mis versos son verdades incompletas, nacidas en los instantes de una mirada entre párpados intimidados; un acercamiento fugaz a la forma en que unos brazos yacen apoyados, al color brillante de un suspiro, a la exigencia de alegría o tristeza que guardan los pequeños gestos que apenas se perciben, a las lágrimas de la emoción estética...; afloran como un saber dormido en una idea que despierta.

porque yo, soy poeta, leo las almas

y cuento las lágrimas de la vida.

(Pasos de Arco Iris, 2ª edición. Amarillo-Violeta, poema XVIII).

*

Me gusta definirme como: "amiga de las Horas, que custodian las puertas del cielo, de la lluvia, el silencio y sus colores".

sábado, 23 de abril de 2022

FELIZ DIA DEL LIBRO


En estos días, saturados de confusión, me refugio

imaginando bosques de libros donde las palabras

enseñen las luces del amanecer a los niños;

y sus árboles cargados con los frutos del saber

sean los pilares de la savia que libera al hombre.

 

La poesía siempre es el refugio del alma, algunos versos para estos tiempos inmersos en el desconcierto:

 

EXISTEN ACORAZADOS

 

Existen acorazados

que se adentran 

con mandatos secretos

en la profundidad del ser,

sin palabras.

Nacen en otros,

otros que niegan sus tinieblas,

ocultos, en la severa sombra

de su espejo sin alma.

A veces, 

crees que se verán en él

porque la oscuridad canta

y enciende una luz;

pero el amanecer la apaga

y el día la guarda

sin acordar la memoria.



DÍAS SIN LUZ

 

Hay días vacíos de luz,

en los que el tiempo 

tiene  

solo horas marchitas,

vacías del verde

o el rojo de sus pétalos.

Días largos,

grabados en los rostros,

con forma 

de desesperación gris;

en ellos,

no existe ningún otro color

que adquiera

la posesión de los ojos.

Días mudos,

silenciados por la oscura 

noche larga

donde ya no queda música. 


AQUÍ TAMBIÉN

 

También aquí llegó,

vino con una larga fila

de pequeñas sombras,

ennegrecidas

en un ademán de adioses;

vino para quedarse o irse,

después de muchos años.

Se adentró en los rostros

alargando las miradas

hasta el infinito gris;

desde ella,

los dormidos ojos de la noche

nos contemplan.

 

“Alargados grises”

Copyright © 2012 Florentina Gómez Guasp

Todos los derechos reservados

ISBN 10: 1483903338

ISBN-13: 978-1483903330 

 


 

 

domingo, 13 de febrero de 2022

FELIZ SAN VALENTÍN

¡Ojalá el amor vuele siempre entre nosotros llenando el aire de alegría!

Celebremos su energía porque el amor es el bien más preciado que tenemos y creo que la mejor manera de honrarle es con un poema.

 

LA LLAMADA

 

El amor llama, súbito, en momentos que, tal vez, 

no esperabas; 

se hunde en ti lleno de sorpresas 

y te desconciertan sus preguntas sin respuesta,

su atolondrado caminar sin prisa 

que te aleja y te acerca;

esa certeza profunda que es para siempre tuya.

Aunque cierres todas las ventanas,

no consigues acallar sus cantos exaltados,

que no logras desvelar,  

ni silenciar el vivo pálpito que, vehemente, 

usurpa tu aliento. 

Nada puede sofocar el halo de eternidad 

que se arremolina y caracolea, 

encandilando tus sentidos, llenándote de luz. 

Es una sacudida de omnipotencia que te rapta,

un poder que trajina todo tu ser más allá 

de sus límites y, con calladas palabras 

rebosantes de color y fulgor de miel,

te colma de una sabia pureza que te enaltece,

acercándote a lo sublime.

Honra siempre al amor, haz de él estandarte,

o de lo contrario te devorarán los siglos

y nada quedará en la memoria, ni siquiera 

la atenta sombra de tus gestos o el despertar sutil 

de tu mirada en una tibia tarde

en la que se oía suspirar a los árboles y la yerba 

crecía hasta besar el rojo en flor de tus mejillas.

 

 

(“El alado y la mariposa”) ©Florentina Gómez Guasp

viernes, 12 de noviembre de 2021

NUEVO TRANSPARENTES AZULES

Os presento mi nuevo “transparentes azules”, los poemas que contiene son un canto al agua en sus diversas formas cargadas de azules llenos de matices. 


El agua, uno de los elementos primordiales que nos constituyen y habitamos, se mueve y se trasforma entre azules, pacíficos o plenos de conmoción. Siempre hay que atrapar la mano de su color, guía hacia las verdades iniciales y profundas.


Nada hay en la tierra que no precise de sus delgadas y hábiles manos.


Este libro tiene tres partes: la primera es una reedición de Transparentes azules, la segunda, a modo de antología, incluye nueve poemas de otros títulos míos que, por ser su tema similar, creo deben estar incluidos en este libro; y finalmente, la tercera contiene veinte poemas inéditos.

 

Aquí tenéis un poema: 

 

AZUL ERRANTE

 

El azul es la obertura de un milagro cotidiano 

y eterno.

Tiene voces ocultas llenas de misterio

prendidas de la tendencia errante 

de sus variados tonos jugando con la luz 

en su marcha nómada. 

Es elíptico y silencioso en su entrada temprana: 

nace del amarillo vivo cuando despereza 

el oscuro tono cedido a la noche.

El preludio luminoso le devuelve el celeste 

que le es propio en su cúpula. 

Allegro va hacía el punto mediano del día 

y, al traspasar su zenit, posee el matiz lúcido del cielo.

En adagio decaen sus suaves tonos por la tarde 

y, en el crepúsculo, allegro aparece el añil, 

electrizante, puro y vivo, 

prendido del intenso olor marino que oscurece 

y arrima el índigo color a la cercana noche 

con un presuroso giro entre nombres de estrellas.

Ya en la noche suenan sordos sus oscuros tonos

que mudando provocan la mudez del tiempo;

pero el tiempo, aunque sin hablar, pasa;

pasa y deja la huella cansada de su destello azul

avanzando hacia los rayos áureos de un nuevo inicio

y vuelve el azul a comenzar su marcha errante.

 

 

Copyright © Florentina Gómez Guasp

Todos los derechos reservados

 

domingo, 31 de octubre de 2021

UN DÍA PARA BENDECIR Y OTRO PARA RECORDAR


El primero de noviembre, en España se celebra el día de “Todos los Santos”, un día para honrar a los Justos, a la Buena Gente del mundo; esa gente que va más allá de sus obligaciones laborales, cívicas, sociales o familiares para hacer la vida más agradable a los demás, casi siempre con pequeñas cosas, cosas que podrían parecer insignificantes pero que no lo son en absoluto: una sonrisa en un momento determinado, sin que lo percibamos porque su labor es silente, puede expandirse y generar un océano de alegría.

No estoy hablando ahora de los grandes hombres cuya vida es loada por todos; no, hablo de la gente que está siempre atenta a los demás y trata a todo el mundo con respeto; de todos aquellos cuyo comportamiento expresa siempre lo mejor del ser humano, es decir: “La Buena Gente del Mundo”.  

La Buena Gente no se debate en que hacer o no hacer frente a los retos o situaciones que les presenta la vida, sencillamente hace lo correcto porque hacer lo correcto, es su natural. 

Honrémosles emulando su comportamiento, de esta manera, empezando desde dentro de nosotros mismos, podremos construir un mundo mejor para todos.

 

Y el día dos de noviembre, se celebra el día de “Los Fieles Difuntos”, un día para recordar a aquellos a los que quisimos y ya no están. 

Yo los recuerdo a través de pequeñas cosas, como las postales con una rosa llena de purpurina que siempre me mandaba mi abuelito por mi cumpleaños, aún ahora hecho de menos esas cariñosas felicitaciones así como la mirada tierna de sus profundos y amorosos ojos azules; recuerdo también, las pequeñas manías de mi madrina, la tía Pilar, nunca se recuperó de la guerra civil y permaneció toda la vida como una niña, siempre fue muy cariñosa conmigo; Y recuerdo a otras personas que, siendo o no de mi familia, dejaron una profunda huella en mi y que guardo con un profundo respeto en mi memoria.

Puede que otros tengan una visión diferente de esas mismas personas, pero no dejo que nadie imponga su recuerdo sobre el mío ya que la huella que dejaron en mí, es mía, la construí en el aprendizaje de la vida y forma parte de mi ser más íntimo, de mi definición y, en todo caso, es mi verdad.

 

 

Feliz día de Todos Los Santos y dulce transitar por los recuerdos.

 

 

 

 

A DAY TO BLESS AND A DAY TO REMEMBER

 

 

     The first of november in Spain is celebrating the day of "Todos Los Santos", a good day to honor The Just, to bless The Good People of The world. People who go always beyond of his work, his civic, social or family duties to make life better to other people; nearly always with small things that may seem unimportant, but sometimes a smile could become an ocean of joy. 

     I not talk about the great men, whose lives are praised for everybody; no, I talk about the people who really cares, who respect to the others; to sum up, I talk about all those who always in their actions express the best of the human essence: “The Good People of the World”.

     The Good People when have to face challenges or troubles, do not to waste time wondering what to do: they simply do the right things, because that is their natural behavior. 

     Let us honor them, emulating their behavior, in this way, starting inside ourselves, we can make a better world.

 

     And the second of November day of "Los Fieles Difuntos" is a day to remember all the people you love and have disappeared. I think it is a way to keep them alive in our minds.

     I remember little things, as the beautiful postcards with flowers that my grand-father sent me all my birthdays; or how he always looked at me with his deep beloved blue eyes; or my godmother, aunt Pilar, she never recovered of the civil war and remained all her life like a little girl, she was always so kind to me. And I also remember other persons, belonging or not to my family, that have left a deep impression on me; I keep them in my memory with a large respect.   

     Other people maybe remember the same people of a different way, but do not let them impose their memories upon yours, because the memories are made while learning to live, and belong to our most intimate part, define us, and are, in any case, your truth.

 

     Good day of “Todos Los Santos” and sweet walk on your memories.

 

     

Copyright © 2015 Florentina Gómez Guasp

Todos los derechos reservados.

 

martes, 12 de octubre de 2021

FELIZ DÍA DE LA HISPANIDAD

Feliz día a todos los hispanos y también a las gentes de habla hispana de doquiera que sean, formamos una gran nación repartida en todo el planeta y una gran familia ya que somos hermanos puesto que tenemos la misma madre: la lengua. 


Quiero celebrar este día con mi pequeño homenaje a la bandera porque la bandera es un símbolo importante, representa al pueblo, a lo que es como resumen de toda su historia, no de forma ajena sino intima y familiar porque, además de a todos nosotros, representa a nuestros antepasados: a nuestros padres, abuelos, a los padres y abuelos de estos y así hasta encontrar a los primeros habitantes del país que la bandera convierte en una idea. Una abstracción que representa las esperanzas y anhelos de todos; el esfuerzo durante siglos para seguir adelante y avanzar venciendo todo tipo de dificultades, superando épocas negras sin rendirse, porque el pueblo no se rinde, ni siquiera en los momentos más difíciles, tanto si tiene buenos o excelentes dirigentes que le ayudan en su progreso como si estos son pésimos y le hacen retroceder: los dirigentes pasan, el pueblo permanece.  


Bandera que miras

con triste tela

tejida con almas,

color de sol y pasión,

en silencioso baile

desplegando porvenires;

anhelos llevas

que inauguran el aire.

Aún izada

entre vientos, soles y lluvias;

malherida,

con rostro de soledad,

de harapo,

ondeas nuestras manos

arropando nombres, 

ya sin rostro, semillas

en la tierra del futuro.

Guardiana de nuestras albas,

¡pañuelo eres de tantas lágrimas!

mortaja de esperanzas truncadas,

sábana de amores y flores,

orgullo de madres sin consuelo.

  

 

Pasos de arcoiris (Amarillo-violeta)

Copyright © 2015 Florentina Gómez Guasp

2ª Edición. Todos los derechos reservados.

ISBN-10: 1515049914

ISBN-13: 978-1515049913

 

viernes, 6 de agosto de 2021

DOS POEMAS DE ESPERA


LAS PALABRAS FALSAS 


Las palabras falsas 

entran en esos días,

mensajeros de la oscuridad, 

que aparecen por sorpresa

entre tempestades; 

primero son extrañas

pero, poco a poco,

se adueñan del verde real 

en los reflejos 

que el sol da a las miradas. 

No quiero escucharlas;

me iré a un lugar aparte

donde no sienta,

el afilado filo de su odio

sobre la verdad abierta.

Negaré su realidad

para no llevar

su peso gris en mis ojos

y caminaré alegre

aunque estén acechando.

 

 

SEGUIMOS ADELANTE 


Seguimos adelante,

siempre.

Aunque las estrellas 

nos nieguen 

su brillo claro en la noche

y el viento lleve su canto 

a los confines

en los que no existe el color.

Seguimos adelante

cuando las lágrimas,

con nombre de olvido,

nos llevan 

a un horizonte gris.

Seguimos adelante,

incluso

cuando el sol nos deja

en una oscuridad de plomo.

Seguimos adelante,

siempre.

Solo el tiempo 

nos da lo esencial: 

la sustantiva palabra 

que nada necesita.


 

“Alargados grises”© 2012

Copyright Florentina Gómez Guasp. Todos los derechos reservados 




 


sábado, 10 de abril de 2021

¡VIVA LOS LIBROS!


Si el miedo y la tristeza te llenan de pesadumbre, coge un libro y lee: los libros son los mejores amigos, nos abren la mente, nos ayudan a discernir entre lo real y lo fantasioso; nos enseñan a sentir, a comprender y manejar los sentimientos que nos abruman.

 

Creo que la mejor forma de celebrar el día del libro es leyendo unos versos porque la poesía es el temblor de lo verdadero. 

 

Aquí os brindo un poema que formará parte de la próxima reedición de mi libro “Transparentes Azules”. 


 

LA CATEDRAL DE MI CIUDAD

 

La catedral de mi ciudad

tiene sueños de ave marina.

Desde lo alto de su muralla 

otea el inmenso azul, 

como buscando las velas 

de un alma perdida.

Guarda, mi catedral, 

en sus arbotantes calmos,

almas zarcas de tempestades

y arrullos de marejadas.

Estrofas tienen sus piedras, 

cicatrices con pentagramas:

cánticos son de añiles súplicas,

plegarias de brisas bravas.

Entre sus torres descansan,

cobijados de los vientos,

azures de marinos pálpitos,

suspiros de mar en calma.

La catedral de mi ciudad 

tiene alma marinera.


©Florentina Gómez Guasp. Todos los derechos reservados.