Mis versos son verdades incompletas, nacidas en los instantes de una mirada entre párpados intimidados; un acercamiento fugaz a la forma en que unos brazos yacen apoyados, al color brillante de un suspiro, a la exigencia de alegría o tristeza que guardan los pequeños gestos que apenas se perciben, a las lágrimas de la emoción estética...; afloran como un saber dormido en una idea que despierta.

porque yo, soy poeta, leo las almas

y cuento las lágrimas de la vida.

(Pasos de Arco Iris, 2ª edición. Amarillo-Violeta, poema XVIII).

*

Me gusta definirme como: "amiga de las Horas, que custodian las puertas del cielo, de la lluvia, el silencio y sus colores".

ALGUNOS ADIOSES SIN RESPUESTA



Este libro es una reflexión sobre los distintos adioses que afrontamos en la vida, los sentimientos y emociones que nos suscitan y la forma en que nos enfrentamos a ellos.




Me miras con
la carga fría y cálida 
que ahora te agita,
tus gestos palidecen con ella
y un sueño roto llena tus horas 
de vacío;
no, no son verdad 
los días largos de la infancia, 
cada uno los dibuja 
con la mesura
del camino recorrido,
a la medida siempre
de los alargados soles
sin rendir el alma.
Cada uno perfila su relato
desde la altura que alcanza
al ponerse en pie,
después de haber caído.
La verdad del ayer
la da el continuo movimiento, 
nos construimos
en cada paso;
pero… no todos, no todos,
¿no lo ves?
No todos hacemos el mismo recorrido
y esto, algunas veces,
nos lleva a un punto sin retorno.

(Algunos Adioses sin Respuesta. Poema XVII)

No hay comentarios:

Publicar un comentario